3.5/5

Paul McCartney - McCartney III

«No todos se pueden dar el lujo de ser Paul McCartney», existen muchos artistas que terminan rápido

su carrera y otros que simplemente se adentran unos años y se retiran, pero no McCartney, él es un caso excepcional que ha hecho de la música su forma de vida.

 

A sus 78 años de edad y con una trayectoria tan grande nos hace entrega de su tercera serie grabada en casa de McCartney, un disco que quizás no es tan trascendente ni experimental como sus otros dos predecesores, pero que si tiene sus buenos momentos llenos de lucidez y de inspiración.

 

Como por ejemplo: «Long Tailed Winter Bird» una canción dominada por un estribillo acústico y algunos riffs que le dan vida, su melodía es sutil y simple, pero en realidad es una buena introducción para lo que se viene.

 

«Fin My Way» es quizás la rola más popular, cuenta con una de las melodías más pegajosas y geniales del álbum, sin olvidar el excelente trabajo en los arreglos musicales que le da ese ambiente genuino. También tenemos composiciones como «Pretty Boys» y The Kiss Of Venus» que son amistosas y se disfrutan, simples pero efectivas. ¿Y el rock compadre? 

 

Si si también tiene sus momentos de rock con «Slidin» y un tanto más experimental con «Deep Deep Feling», ambas son buenas rolas que le dan ese plus al disco. No esperen un clásico porque no lo encontraran es un trabajo bien logrado recomendable para fans y poco recomendable para quienes no han escuchado casi nada de McCartey. 

El Mestizo